EL FUTURO DEL TRABAJO YA ES PRESENTE

7 de Julio de 2019

#futuro #futurodeltrabajo #tecnologia #velocidad #oportunidades #centenials



El avance tecnológico puso en marcha nuevas modalidades de empleo.

El futuro llegó hace rato y entre la velocidad en los avances de la tecnología, la inteligencia artificial, la automatización y las modernas demandas de empleos, aparece el fantasma de una nueva revolución industrial que podría reemplazar al hombre por las máquinas y excluir del mundo laboral a las generaciones de mayor edad. Y si a esto le sumamos el desempleo y la crisis argentina, el fantasma asusta aún más.


Según distintos especialistas, el conocimiento y el trabajo remoto son las clave en un nuevo concepto de empleo impulsado por las nuevas tendencias y el deseo de libertad de los más jóvenes. Se supone que los sectores relacionados con las tecnologías, la salud y la economía verde serán los que se destaquen en los próximos años como generadores de empleo en el mundo, pero no serán las únicos. ¿Argentina está preparada para enfrentar los grandes cambios que se están produciendo en el mundo del trabajo?


"No hay trabajo en el cual la tecnología no haya impactado en mayor o en menor medida. Prácticamente todas las actividades están atravesadas por la tecnología, incluso los trabajos más simples y menos expuestos a las mismas", aseguró en diálogo con Crónica Alejandro Melamed, conferencista reconocido internacionalmente, orador TEDx, consultor disruptivo y referente en el futuro del trabajo.


Según el autor del libro "El futuro del trabajo y el trabajo del futuro", varios empleos de hoy que corren peligro. "Hay muchas actividades dentro de diferentes empleos que van a ser modificadas. Toda tarea que sea repetitiva y de bajo valor agregado será sustituida por alguna tecnología, en el momento que dicha tecnología sea más barata que el costo de la persona que la hace".


"Los trabajos del futuro van a ser en múltiples áreas y todas las actuales van a seguir existiendo pero se van a expandir en muchísimas otras. Todas las que tengan que ver con el desarrollo de nuevas tecnologías, el mantenimiento, las tecnologías y la potencialización de esas tecnologías van a estar muy presentes", explicó Melamed. Para él, Argentina tiene un alto riesgo en aquellas actividades que son extremadamente repetitivas y automatizables. "Son factibles de ser sustituidas por tecnologías y ahí tenemos un riesgo. Pero a su vez tenemos una oportunidad enorme debido a que el talento argentino es muy requerido y demandado en todo el mundo", explicó y agregó: "Hay ciertas competencias en lo que vinculado con la creatividad, la publicidad y empresas tecnológicas que le venden al mundo. Debemos entender que nuestro cliente es el mundo, que hay que mirar más allá de nuestras fronteras y que la posibilidad de agregar valor es muy superior".


En el primer trimestre de 2019, el índice de desempleo marcó un 10, 1% y si a eso le sumamos el avance de la tecnología, el impacto parece ser más intenso. "El desempleo impacta en mucha gente en nuestro país, tenemos que comprender cómo a través de las tecnologías podemos generar los mecanismos para minimizar el impacto negativo de esto y para potenciar las oportunidades que se generan", dijo el referente en el futuro del trabajo.


"Hay que pensar en un trabajo conjunto de Estado-Empresa-Sociedad Civil, para identificar esas oportunidades y poder trabajar en conjunto para capacitar a las personas para que puedan desarrollar esas actividades y para que el Estado sea un habilitador de todo esto", expresó Melamed y recomendó: "Mantenernos siempre vigentes, actualizados, estar escuchando cuáles son las tendencias, tratar de entender la vigencia que tienen nuestros trabajos y pensar siempre en cuál es el valor agregado que nosotros estamos brindando y no pensar sólo en un vínculo transaccional. Siempre hay que pensar cuál es el elemento distintivo por lo cuál nosotros estamos trabajando".


Cambio de concepto


Más allá de la situación actual en donde el trabajador además de enfrentarse al desempleo, debe sobrevivir en un mercado que muchas veces disfraza la precarización laboral de modernización, existe un cambio en el concepto del trabajo y por lo tanto existe un cambio también en las personas. La forma de trabajar está mutando a un concepto más amplio e independiente, más remoto, y la modalidad de trabajar en un mismo espacio físico durante horas, está desapareciendo.


"Tiene que ver con la generación de los centenials (personas nacidas a partir de 1997) en su relación con el mundo laboral y su vida personal, a nivel global pero también en Argentina. El trabajo tiene por un lado una independencia a partir de las posibilidades que da la tecnología de trabajar remotamente, para incluso trabajar para otro país desde Argentina, y eso es algo que en los últimos años ha cambiado mucho", aseguró Gustavo Sambucetti, director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). "Se va a profundizar el trabajo remoto pero tiene que ver con el estilo de vida y los valores de las nuevas generaciones que le dan importancia a la libertad, a la autorealización, a la independencia, más que a los de las generaciones que buscaban en el empleo como un sentido de pertenencia, de contención o de lugar social", explicó.

Para Sambucetti, la tecnología permite una mayor eficiencia y no solo en los productos productivos sino en la prestación de servicios, en las comunicaciones, en las formas que interactuar entre los equipos, y que genera que las empresas y las personas trabajen más por resultados o por objetivos y menos por un resultado desde un determinado lugar físico. "Hay un mundo del trabajo y la tecnología que tiene que ver con aquellos trabajos que se transforman o cambian, a partir de la tecnología y de cambios en el consumidor", añadió.


Todos estos cambios generan interrogantes al pensar en lo que hay que enfrentar hacia un futuro que parece lejano, pero que ya llegó. "Hay un desafío de re entrenar a la gente en el comercio minorista, por ejemplo. En Estados Unidos hay estadísticas que dicen que la cantidad de puestos totales con el avance del comercio electrónico no cambió, lo que cambió son los perfiles. Antes había más gente que estaba en la atención al público y hoy hay más gente en los depósitos preparando los pedidos para las ventas online", contó Sambucetti. Para el director institucional este es un "proceso de reconversión de posiciones" que se tiene que dar en todo el mundo y también en la Argentina.


Videojuegos y profesionalización de deportes electrónicos


DEVA Esports es la Asociación de Deportes Electrónicos y Videojuegos Argentina, una asociación civil sin fines de lucro que tiene como misión promocionar y trabajar en pos de la profesionalización de los Deportes Electrónicos, abordando el uso de videojuegos como una herramienta para abarcar tres ejes: el deportivo, el educativo y de desarrollo social. Este grupo profesional de gente joven y amante de los deportes y los videojuegos tienen como meta lograr llevar esta actividad a ser reconocida y practicada de manera sana en todo el país. “Generamos actividades con videojuegos y lo usamos como una herramienta. Actividades que transmitan valores, que le enseñen a los chicos y a los adultos a usar los videojuegos de forma consciente, o a las empresas a insertarse en este mundo de una forma acertada. Y a nivel más competitivo, enseñarle a los chicos a jugar en equipo”, explicó Nicolás Crespo, presidente de Deva.

Deva que tiene convenios con otras federaciones y con otras empresas, logró desde hace tres años que los juegos electrónicos sean una disciplina dentro de los Juegos Bonaerenses. gracias a que trabajaron también en conjunto con la Subsecretaría de Deportes provincial. “Hay un montón de empleos que están aplicados a estas competencias”, agregó Crespo.


Los freelancers son la vanguardia


Fundada en Argentina en 2012, Workana es una plataforma de trabajo remoto, digital y freelance o autónoma que realiza la contratación de trabajadores independientes. Funciona en Latinoamérica con más de 1.8 millón de usuarios y conecta a freelancers especializados con empresas que necesitan servicios como desarrollo de aplicaciones para las web, los teléfonos celulares, IT y programación, diseño y multimedia, traducción, contenidos, marketing y ventas o cualquier trabajo que se puede hacer y entregar desde una computadora.


“En el futuro, el trabajo dejará de ser un lugar a donde ir y una obligación a cumplir. irá hacia el trabajador a donde quiera que esté y él mismo podrá elegir qué quiere hacer. Ya es la realidad de los profesionales freelance, que trabajan de forma remota en plataformas como estas, y que es una tendencia que crece a pasos largos”, le aseguró a Crónica Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana. Si bien Bracciaforte no cree que el trabajo independiente reemplace al trabajo en relación de dependencia, sí sostiene que muchos profesionales se volverán independientes en los próximos años buscando más autonomía, flexibilidad y libertad en el trabajo.


En Workana son 300.000 los usuarios argentinos que están inscriptos en esta nueva forma de trabajar. De ese total, el mayor promedio ronda entre los 24 y los 33 años mientras que sólo el 9% es igual o mayor a 54 años.

Una empresa Argentina de apps en el mundo


Hace 13 años Eugenia Laguna y Francisco Ronconi comenzaron Intive FDV, una empresa conformada por siete socios, todos amigos e ingenieros, que aplicaron la informática para “el desarrollo, para la evolución y para mejorar la calidad de vida” de las personas. Hoy llevan adelante una compañía de origen argentino con 190 empleados que desarrolla aplicaciones móviles para Argentina y el mundo, que además cuenta con una base de 1.800 desarrolladores en Polonia, Alemania, Inglaterra y Estados Unidos. Tienen oficinas en Buenos Aires, San Francisco y Nueva York, y trabajan con equipos que arman de manera remota con colaboradores en Mar del Plata, Tandil, Córdoba y Mendoza. “Cuando nosotros empezamos las industrias eran muy tradicionales. En Argentina la industria del software se creó como desprendimiento de algunas industrias de servicios o de algunas telefónicas que empezaron a dar servicios más tecnológicos a otras empresas más grandes. Y nosotros siempre miramos a las empresas que estaban haciendo más ruido a nivel liderazgo o de cultura empresarial”, expresó a Crónica Eugenia Laguna, gerente de marketing y comunicaciones de Intive FDV. “En Argentina estamos capacitados para estos nuevos trabajos. Y las empresas más tradicionales como los bancos están mirando nuestra forma de trabajar, porque las empresas de tecnología van a la vanguardia de la cultura empresarial. Algo que es bastante lógico por la edad de las personas que contratamos, que son muy jóvenes y son ellos mismos los que nos empujan a ir hacia esa vanguardia”, dijo Ronconi, gerente de Cultura y Desarrollo Humano de Intive FDV.


Desde qué yogurt consumen todos en la empresa, hasta trabajar de forma remota priorizando la libertad de poder elegir cuándo y cómo trabajar. Un concepto democrático de trabajo en el que todos opinan y son parte de la empresa.

Así definen estos socios a esta empresa que desde hace una década ya se proyectó en otras partes del mundo. Para Laguna, las empresas empiezan a pensar menos en término de recursos y más en términos de personas. “Este tipo de cultura empresarial y este tipo de empleo o ámbito laboral del futuro. Si bien en tecnología pican en punta, en otras industrias también se está abordando esto de que la persona ya no es un recurso sino que es un colaborador, y es parte sumamente importante y clave para el desarrollo de la compañía”, aseguró. “En esta industria del conocimiento nuestro valor está en la gente”, agregó Ronconi.


En Intive FDV, el promedio de los colaboradores es de 28 años, aunque los socios le aseguraron a Crónica que no sólo ellos levantan el promedio de edad. Hace poco se jubiló Julio, que con sus más de 70 años fue uno de los primeros programadores en la empresa. Por otro lado, consideraron que la compañía tiene que construir políticas junto con el Estado para seguir desarrollando y promocionando que chicos y chicas estudien carreras informáticas


Fuente: https://www.cronica.com.ar/info-general/El-futuro-del-trabajo-ya-es-presente-20190706-0058.html

Copyright All Rights Reserved  © 2020 by Alejandro Melamed. | Buenos Aires, Argentina