CONVIVIENDO CON LOS ROBOTS, DEL MIEDO Y EL CONFLICTO A LA SANA INTERACCIÓN


2 de Septiembre de 2018

#futurodeltrabajo #futuro #VICA #inteligenciaartificial #convivenciatecnologica



Retrocedamos el reloj un año atrás, o dos, o tres. La humanidad comenzaba a enfrentar un nuevo desafío, un nuevo temor salido de las páginas de la ciencia ficción, y que repentinamente aparecía en nuestra vidas, amenazante.


¿Una nueva guerra, una epidemia, una crisis económica? No (aunque esas parecen estar siempre en el horizonte). El peligro era la inteligencia artificial. Los bots. Los robots.


En nuestra era de inestabilidad económica y precariedad laboral -una de las características esenciales del mundo VICA-, lo que más nos angustió era la posibilidad de que esta vez los robots vinieran no por nuestra libertad, o por nuestras vidas, sino por nuestros trabajos y empleos.


La inteligencia artificial (también llamada IA, ó AI por sus siglas en inglés), era un monstruo desconocido, una sombra lejana pero amenazante. Y ya se sabe cómo somos y actuamos los humanos ante lo desconocido: miedo y rechazo, pánico y agresión.


Sin embargo, las cosas parecen estar cambiando. En lugar de entrar en pánico, los humanos estamos poniendo a trabajar lo mejor de nosotros: la inteligencia natural y la curiosidad. Sí, muchos hablan sobre los peligros. Sobre "El día en que un software llamado AlphaGO le ganó al campeón mundial de GO".


Pero en ese acercamiento a lo que nos atemorizaba, empezamos a ganar un nuevo entendimiento, una nueva conciencia y aprendimos sobre el tema. Las palabras "algoritmo", "machine learning", "deep learning", "big data", "interface", "chatbot" dejaron de parecernos lejanas e indescifrables. Aprendimos a pronunciarlas, a entenderlas, y en algunos casos, a manejarlas.


Y si bien es cierto que AlphaGO le ganó al campeón de GO, no menos cierto es que detrás de AlphaGO hay muchos humanos optimizando el programa. La victoria de AlphaGO no fue la victoria de un software sobre un humano. Fue la victoria de un software más un grupo de humanos, sobre un humano que trabajaba solo. Y ese es el gran punto.


Las máquinas son claramente mejores que los humanos en muchas cosas. Sobre todo procesando números, evaluando bases de datos, levantando objetos pesados, haciendo tareas poco higiénicas y moviendo elementos con precisión. Muy posiblemente el trabajo repetitivo y sin valor agregado será el que estará en peligro. Pero los seres humanos somos mejores resolviendo problemas, haciendo abstracciones, generalizando, pensando creativamente utilizando el sentido común y empatizando.


Sin dudas, habrá una interacción cada vez mayor entre el hombre y la máquina. Se sustituye lo automatizable pero ningún robot tiene sueños, ilusiones o emociones, ni empatía ni sentido común.


Es aquí donde la invitación es a profundizar en el concepto de "Convivencia Tecnológica". Es decir, los mejores resultados se obtienen cuando los humanos trabajamos "con" las máquinas. No "contra", ni "con miedo a".


Los múltiples ejemplos que demuestran que empezamos a transitar este camino, los encontramos desde la medicina hasta la publicidad, pasando por los más diversos campos de la actividad humana.


Como muestra, los exoesqueletos que Ford Motors desarrolla para ser usados por sus operarios en las líneas de montaje. Con estos esqueletos externos (apodados "Robocop"), que ayudan a alivianar la carga de las maniobras apoyándose en el cuerpo de los operarios mientras realizan maniobras que exigen estirar la columna, levantar el cuello y brazos al techo, o usar taladros de gran peso, la compañía espera mejorar la productividad, y disminuir el cansancio y heridas en sus empleados.


La inteligencia artificial está aquí para quedarse. Pero no viene a condenarnos, sino a ayudarnos, a habilitarnos. Y nosotros podemos ayudarla a ayudarnos. Tal vez la clave esté en comprender que comenzamos una era de convivencia y colaboración en la que cada una de las partes (humanos y robots) nos potenciamos mutuamente. No tengo dudas de que lo mejor está por venir.


Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2167786-conviviendo-robots-del-miedo-conflicto-sana-interaccion

Copyright All Rights Reserved  © 2020 by Alejandro Melamed. | Buenos Aires, Argentina